Nacional de Potosí se quedó en la puerta de la hazaña ante Fluminense

Nacional de Potosí al borde de la hazaña ante Fluminense

El conjunto boliviano ganó por 2-0 en casa, a un tanto de forzar los penales.

EFE

Fluminense avanzó a la siguiente fase de la CONMEBOL Sudamericana pese a la derrota por 2-0 ante el Nacional Potosí en el partido de vuelta disputado en los 3.976 metros de altitud de la Villa Imperial boliviana.

El colombiano Harold Reina anotó las dos dianas, la primera en el minuto 50 y la segunda en el 60, de penalti, pero no fue suficiente para remontar el 3-0 que logró el plantel brasileño en la ida.

La Banda Roja cumplió la promesa de intentar asfixiar al Flu desde el inicio del encuentro y metió presión con llegadas del argentino Jorge Piñero, de Edson Pérez, de Reina y su compatriota Wilder Salazar.

Reina tuvo al menos dos oportunidades de abrir el marcador, pero en una le faltó precisión y en la segunda le ganó el pulso el meta brasileño Julio César.

Los dirigidos por Abel Braga se tomaron el encuentro con algo de calma, con la confianza del 3-0 de la ida, pero no renunciaron a anotar y siempre que pudieron, buscaron el arco custodiado por el argentino Leonardo Romero.

En el minuto 14, Gilberto y el ecuatoriano Junior Sornoza casi sorprenden a Romero con una jugada combinada, y cinco minutos después Pedro probó un remate que salió desviado.

La primera mitad terminó de transcurrir sin mayores sobresaltos, salvo un par de intentos fallidos del paraguayo Aldo Paniagua.

En el segundo tiempo, el plantel del argentino Malvestiti volvió a la carga en busca de la hazaña.

Las puertas se abrieron finalmente en el minuto 50, en una jugada con acento colombiano, que nació en los pies de Salazar y fue coronada con un remate de Reina.

Nueve minutos después, el árbitro uruguayo Esteban Ostojich pitó un penalti en favor del Nacional Potosí por una falta de Jadson contra Pérez.

El encargado de rematar fue un inspirado Reina, que no tuvo inconvenientes en vencer a Julio César.

Los goles locales animaron el encuentro y motivaron tres llegadas continuas de la visita al arco de Romero, dos de Pablo Dyego y otra de su posterior reemplazo, Robinho.

La Banda Roja cayó presa de los nervios y no logró conectar en busca de la tercera anotación que le permitiría forzar la tanda de penales, mientras que el Fluminense cerró fuertemente su defensa e hizo tiempo hacia el final del encuentro.

¡Link copiado en el portapapeles!